El proceso de la evaluacion

El proceso de la evaluación

Una de las mayores responsabilidades de una organización de sembradores de iglesias es la evaluación y el desarrollo de los sembradores de iglesias potenciales. Las organizaciones que siembran iglesias que toman en serio la administración de los sembradores de iglesias, sus familias, y los recursos para sembrar iglesias entienden la necesidad de un proceso de evaluación formal de los candidatos. Cuando nos fijamos en la evaluación de los sembradores de iglesias pagados, vemos cinco fases básicas: reclutamiento, selección inicial, la evaluación inicial examen profundo del candidato (teología, carácter, química), reunión de evaluación (1-4 horas), y centro de evaluación (días 3-4).

Una buena evaluación es una cuestión de administración en varios niveles:

  • El proceso de evaluación administra la vida y el ministerio del sembrador -- ayudando al sembrador tener claridad de la vida y de la misión. La siembra de iglesias vocacional no es algo para empezar sin gran consideración.
  • La selección inicial proporciona las primeras conversaciones para ayudar a establecer y dirigir al sembrador potencial por el camino correcto.
  • La evaluación inicial administra los recursos de la organización. Si cada sembrador potencial tiene una entrevista de cuatro horas (¡o una evaluación de cuatro días de duración en un centro!), demasiados recursos estarán mal gastados.
  • Una profunda detección ayuda a su organización ir más profundamente - para asegurarse de que los indicadores iniciales son correctos y que hay alineación teológica con la organización.
  • Las entrevistas de evaluación son el primer paso donde se dedica una mayor cantidad de tiempo con el candidato - pasos anteriores deberían haber proyectado algunos candidatos hacia fuera. En este punto usted está viendo los candidatos seleccionados y dispuestos.
  • Experiencia en el Centro de Evaluación -- Este es el paso final para asegurarse de que los sembradores vocacionales tienen las habilidades para ser ministros, fortaleza interna para la siembra, y la habilidad interpersonal para sembrar una iglesia.

Es importante tener en cuenta que estamos hablando de sembradores de iglesias que han sido pagados que tienen un plan hacia el ministerio vocacional. Sería contra productivo aplicar todo esto a, por ejemplo, los sembradores de iglesias en las casas, donde la gente común reproduce pequeñas iglesias en su hogar. En ese caso, dejaríamos fuera el centro de evaluación, pero los otros pasos, con modificaciones en algunos casos, pueden ser adecuados.

Reclutamiento

El reclutamiento potencial de los sembradores de iglesias es un reto, independientemente del tamaño de su organización o de su presupuesto para el reclutamiento. Sin embargo, para cada organización, hay algunas cosas que usted puede hacer para maximizar su alcance y conectarse con aquellos que podrían considerar la siembra de una iglesia.

En primer lugar, convierta la visión de sembrar iglesias en una manera amplia. Dondequiera que la gente en su red u organización están hablando de evangelismo, discipulado y misiones - deben conocerlo a usted y a su visión acerca de la siembra de iglesias. En segundo lugar, equipe a la gente de su organización y sus redes a estar hablando y reclutando sembradores de iglesias. Sea consistente en dar a conocer una visión para ayudarles a ver cómo se adapta la siembra de iglesias en la misión de Dios y cómo hablarles a otros acerca de ella. Cuando usted está haciendo esto, usted no está solamente reclutando sembradores de iglesias sino también socios para sus siembras de futuras iglesias: pastores y líderes de iglesias sembradoras (patrocinadores), entrenadores, mentores, equipos de misiones, etc. En tercer lugar, ¿quiénes son los predicadores, líderes, maestros y personas influyentes a quien los sembradores de iglesias en su organización se sienten atraídos? Encuéntrelos, llegue a conocerlos, y reclútenlos para que lo ayude a reclutar. Propóngase a estar en los eventos en los que se conectan con sus futuros sembradores de iglesias.

No importa el tamaño del presupuesto de reclutamiento de su organización para la siembra de iglesias. No es lo suficientemente grande como para que usted pueda hacer el trabajo solo. Usted no solamente tiene que equipar y capacitar a otras personas (pastores, misioneros, obreros denominacionales, profesores  de seminario) para estar siempre en la búsqueda de sembradores de iglesias potenciales, pero también tiene que lanzar la amplia visión de la siembra de iglesias.

La selección inicial

La selección inicial ocurre en muchas maneras durante el proceso de evaluación -- tomando café, en una oficina, por teléfono, o incluso una breve conversación después de una sesión del trabajo. Este es el tiempo cuando la evaluación informal comienza la ayuda al sembrador de iglesias potencial y el asesor a ver si la opción de sembrar iglesias es una buena opción para todos.

Creemos que cada cristiano debe ser, de alguna manera, una parte de la siembra de iglesias, pero no creemos que todo el mundo debería ser un sembrador de iglesias –especialmente no un sembrador de iglesias principal o un sembrador vocacional pagado. Es durante esta fase de selección inicial de que un buen asesor ayuda a ver toda la gama de opciones disponibles para apoyar la siembra de iglesias. La fase de evaluación inicial debería ayudar tanto al sembrador potencial y el asesor, y debería ser la fase más objetiva del proceso.

La fase de evaluación inicial debería ayudar a los sembradores potenciales ver la más amplia gama de oportunidades de sembrar iglesias dentro de su organización. Estas oportunidades incluyen típicamente la siembra de iglesias financiadas o no financiadas, el ministerio de jornada completa o bi vocacional, sirviendo como sembrador principal o como parte de un equipo, y los diversos métodos y modelos que son los más comunes en su organización. Durante este tiempo, también se debe comunicar cómo alguien que termina por no ser un sembrador principal-incluso un miembro de un equipo de sembrar iglesias- puede apoyar la siembra de iglesias en cualquier posición ministerial que ellos llenan.[1]

La evaluación inicial

La evaluación inicial debe ser útil para el asesor, dándoles una visión rápida de cómo el sembrador potencial podría funcionar en una situación de la siembra de iglesias. El siguiente paso es una especie de evaluación inicial. No está destinado a ser una evaluación completa, sino más bien un indicador inicial que puede animar a algunos a seguir adelante, pero redirigir a otros al inicio del proceso, ambos para sus mejores intereses y para  la administración de la organización.

En ocasiones, un asesor tendrá una relación previa con el candidato y ya sabe cómo el candidato se compara con otros sembradores de iglesias. Pero en la mayoría de las grandes organizaciones de sembrar iglesias, puede que sea una primera o segunda reunión donde el sembrador y el  asesor de la iglesia casi no tienen información general sobre sí mismos. Aquí es donde sugerimos la Evaluación para el Candidato de Sembrar Iglesias (CPCA), desarrollado específicamente por LifeWay Research para las primeras etapas de la evaluación del sembrador de iglesias. Se trata de un instrumento objetivo en línea, validado estadísticamente que mide 22 características que han sido identificadas con los sembradores de iglesias que han tenido éxito.[2]

El CPCA le da a un asesor una visión rápida y objetiva del sembrador potencial que puede dar claridad sobre cómo las primeras conversaciones deben comenzar. Nosotros llamamos esto una evaluación inicial. La importancia de la objetividad en este punto de la evaluación es fundamental. Cuando conocemos a alguien que nos gusta y vemos un buen potencial en la siembra de iglesias, como asesores, podemos tener la tentación de permanecer demasiado tiempo en el modo de reclutamiento y seguir tratando de ganarlos para nuestra organización o sistema. Cuando a usted se le presenta un informe objetivo, le da permiso para hacerle las preguntas al sembrador potencial acerca de las áreas de fortaleza y debilidad. Existe menos percepción de que los está atacando porque sólo le está haciendo las preguntas de seguimiento de una encuesta que los sembradores respondieron acerca de sí mismos. El informe es la guía que permite al evaluador discutir las áreas que necesitan más atención si un sembrador potencial quiere permanecer en el camino.

Es importante señalar aquí que el CPCA está diseñado para ser un indicador inicial de la probabilidad de que un sembrador de iglesias potencial tenga éxito en la siembra de iglesias. Nunca fue la intención de ser la fase final de la organización para decidir si se aceptarían futuros candidatos o no. Su objetivo era proporcionar medidas objetivas, estadísticamente validadas para ayudar a las organizaciones a tomar las mejores decisiones posibles en su evaluación. Muy a menudo hemos oído acerca de sembradores potenciales y sus cónyuges moviéndose demasiado rápido a través del proceso de evaluación, sólo para ser removido en la entrevista conductual o centro de evaluación por algo que se debería haber encontrado mucho antes.

Selección rigurosa

Una vez que usted y el sembrador están dispuestos a seguir, usted se traslada al proceso de selección que es más profundo - que resulta ser más personalizado para el sembrador, la siembra de la iglesia potencial y su organización. Gran parte de esta fase se lleva a cabo a través de aplicaciones y hacer que el sembrador escriba sus creencias doctrinales y su entendimiento de lo que es sembrar iglesias.

Ahora, usted se asegurará de que usted y su candidato "van a funcionar bien juntos". Comiencen a buscar conjuntamente a la teología, el carácter y el contexto entre el sembrador, la organización y el tipo de siembra que va a ocurrir. En primer lugar, es necesario explorar el llamamiento del sembrador y su teología. ¿Puede el sembrador articular las doctrinas fundamentales de la fe cristiana y los temas que son los más importantes en su organización? ¿Es claro y definido su llamamiento para sembrar iglesias? Está perfectamente bien estar todavía en la fase exploratoria, pero es importante que el sembrador pause en este punto para buscar mas clarificación y dirección antes de proceder a un análisis más profundo de la evaluación. En la investigación que nuestro equipo hizo para el CPCA, hemos recibido la participación de más de 30 asesores expertos en la siembra de iglesias desde Peter Sung, a Neil Cole, a Tim Keller. Una de las cosas más consistentes que mencionaron fue como la claridad del llamamiento era importante para los sembradores de iglesias con éxito. Aquellos con claridad eran por lo general más capaces de resistir los inevitables problemas de sembrar iglesias. No es que su claridad les impedía cambiar o adaptar. En realidad, era todo lo contrario. Su llamamiento les dio una resistencia interna y una fortaleza externa para adaptarse al enfrentarse a ciertos obstáculos.

A continuación, usted tiene que explorar cuestiones de carácter. Un sembrador puede ser el sembrador con más talento en el mundo, pero ellos y su nueva iglesia lucharán si su carácter es definido por cualidades tales como menospreciar a su cónyuge, degradar sus empleadores anteriores, o que regularmente muestran que hacen malas decisiones. Los sembradores de iglesias deben ser conocidos sobre todo como personas de integridad. El liderazgo se basa en confianza y la gente elige seguir a los líderes en quienes confían. Algunos de los candidatos más impresionantes exteriormente tienen algunos de los problemas más grandes de carácter -- han aprendido cómo enmascarar los problemas con carisma y el liderazgo. Nunca deje de examinar las áreas de carácter.

En tercer lugar, debe evaluar competencias del sembrador. Aquí es importante para el evaluador observar la historia del sembrador y su experiencia. ¿Qué experiencias tienen en sus ministerios y esfuerzos anteriores que no fueron parte de sembrar una iglesia que favorecen o dificultan su trabajo en la siembra de iglesias?

Finalmente, ¿hay compatibilidad entre el sembrador y su organización, y el sembrador y el contexto potencial de ellos para sembrar iglesias? Ningún líder sirve en un vacío. Todos ellos sirven en un lugar y un tiempo específico entre un pueblo específico. Por lo tanto, el liderazgo siempre debe ser considerado en un contexto determinado del ministerio. Algunos líderes prosperan en ciertas condiciones y no les va bien en otras. La evaluación hacia el contexto ayuda a un sembrador de iglesias responder esta pregunta: "¿Soy yo la persona más adecuada para esta oportunidad de sembrar iglesias?"

  • ¿Cubro la doctrina y distintivas de la organización se sembrar iglesias?
  • ¿Mi personalidad y mi estilo de liderazgo se prestan para sembrar iglesias?
  • ¿Me adaptaría yo en la comunidad en la que se está sembrando la iglesia?
  • ¿Puedo ajustarme al modelo de Iglesia que se está sembrando?

Tom Nebel ha desarrollado una útil "evaluación del lugar" para acompañar el instrumento de evaluación del sembrador de iglesias. Usted puede encontrarlo aquí o directamente con Tom.[3]

Entrevista para la Evaluación (2-4 horas)

Una vez que esta fase de selección profunda ha sido revisada y aprobada, es el momento para hacer una evaluación del comportamiento como la entrevista de Ridley (una entrevista del comportamiento desarrollada por Charles Ridley) para explorar más profundamente las competencias específicas y la experiencia de un sembrador. Esto se demora generalmente 2-4 horas y está en un formato de entrevista. La entrevista les ofrece al evaluador y al candidato la oportunidad de construir la relación y la colaboración necesaria para sembrar iglesias. Esto también es un tiempo para llevar a cabo con mayor detalle las características deseables de sembrar iglesias que el sembrador puede o no puede tener como atributos o características.

Esto es típicamente una entrevista más formal que lo que se ha hecho hasta ahora. Cualquiera que sea el formato de la entrevista utilizada por la organización, se debe tratar de ser consistentes y responsables en la forma en que se está haciendo. Un asesor bien entrenado puede descubrir mucho acerca de un sembrador o de una pareja en un período de tiempo relativamente corto. Los informes de las entrevistas escritas incluidos en esta fase de la evaluación son guías esenciales para los que trabajan con el sembrador más tarde en el proceso. Un asesor mal entrenado o sin discernimiento puede mezclar el recurso de capacitación y su opinión personal y a lo largo hacer más daño que bien en la causa de sembrar iglesias.

Las trece características de Ridley pueden y deben ser exploradas aquí. En el estudio útil de Ridley, el encontró que los sembradores de iglesias manifiestan ciertas cualidades como: visionario, intrínsecamente motivado, crea responsabilidad en los proyectos  se relaciona con las personas perdidas y que no forman parte de una iglesia, tiene la cooperación del cónyuge, efectivamente crea relaciones, comprometido al crecimiento del Reino, es parte de la comunidad, utiliza los dones de los demás, son flexibles y adaptables, construye la cohesión del grupo, y ejercía su fe.[4]

Para muchas organizaciones, este ha sido el único o principal instrumento de uso. No se debe perder en la reconsideración de las estrategias de evaluación para sembrar iglesias. Sin embargo, no debe ser el único instrumento en el proceso. Es demasiado costoso para utilizar como el primer instrumento sin la pre-selección y la evaluación inicial. No es lo suficientemente riguroso para los que van a ser financiados como sembradores de iglesias. Otros recursos incluyen:

  • Thompson's Twenty-one (21) Church Planters Competencies[5]
  • Thompson's Ten (10) Identifying Dimensions of Church Planters,[6]
  • Lonsway's Twenty-three (23) diferentes criterios según son medidos por Profiles of Ministry Casebook II (ATS),[7]
  • y el trabajo de Hutz Hertzburg.[8]

Si el resto del proceso de evaluación se ha seguido, alrededor de una cuarta parte de los candidatos deben ser terminados a cabo de este paso.

Centro de Evaluación (2-4 días)

Después de esta entrevista de evaluación, en muchas organizaciones, un sembrador o un sembrador y su cónyuge deben ser invitados a participar en una experiencia del centro de evaluación. El centro de evaluación típicamente tendrá múltiples 1) candidatos, 2) asesores, 3) ejercicios, simulaciones, o exámenes, y 4) los criterios o competencias.[9] También consistirá de tres etapas principales en las que se obtiene la información sobre los candidatos. La primera etapa consiste en la observación de los candidatos y su evaluación en las competencias observadas en ejercicios particulares. Durante este tiempo, los evaluadores pueden tomar notas y evaluaciones independientes de los candidatos. En la segunda etapa, los evaluadores comparten sus observaciones acerca de cada participante. Basándose en esta información, los evaluadores independientemente dan calificaciones finales provisionales. Finalmente, los evaluadores hablan de las diferencias en sus calificaciones provisionales, y alcanzan una calificación de la evaluación general de un participante a través del consenso.[10]

Es muy importante dedicar más tiempo entre el evaluador y el sembrador (y su cónyuge). Ese tiempo les dará una buena oportunidad  para poder conocerse mejor y para tener una observación del sembrador potencial en contextos de grupos. Las fortalezas de una experiencia en el centro de evaluación son los diversos medios y evaluaciones proporcionadas a los sembradores para ayudar a los evaluadores ver una imagen más completa del sembrador.

No recomendamos la financiación de un sembrador en cualquier nivel antes de pasar por una experiencia en el centro de evaluación. Una experiencia en el centro de evaluación podría costar $ 1,000 a $ 1,500, pero se ahorraría mucho más dinero al eliminar a las personas que no están preparadas para sembrar iglesias. Esta es la única oportunidad para la observación en respecto a la visión en relación con la predicación, la relación con los demás, etc.

Si el resto del proceso de evaluación se ha seguido, otra cuarta parte de los candidatos deben ser eliminados en este paso.

Conclusión

La siembra de iglesias es muy popular en este momento - y eso es algo bueno. Sin embargo, su popularidad también crea retos para las organizaciones que siembran iglesias en la administración de sus recursos. Si usted tiene un proceso de evaluación que todo el mundo "califica", realmente no tiene un proceso de evaluación. A mi juicio, menos de un tercio de los reclutados para considerar la siembra de iglesias deben de proceder a través del proceso final y ser compensados como los principales sembradores de iglesias vocacionales. El resultado final será mejores sembradores, mejores siembras y una administración más saludable de las personas y del dinero del proceso de evaluación.


Aquí hay un video (en inglés) que Ed Stetzer recientemente filmó para los interesados ??en comenzar la siembra de iglesias. Siéntase libre para incorporarlo o compartirlo, ya que es útil para usted.


[1] Iniciar el proceso de evaluación de sembrar iglesias pero no terminarlo como el sembrador principal no se debe interpretar como un "fracaso". Debe conducir a enviar a una persona en una función de gran apoyo, independientemente de dónde va a servir.
.

[2] Divulgación Completa: Este instrumento fue desarrollado por mi equipo en LifeWay Research como parte de un proyecto de investigación de un año de duración patrocinado por más de una docena de denominaciones y otras redes que estudian las características de los sembradores de iglesias con mas éxito. Existen otros instrumentos, y apoyamos cualquier instrumento que hace un buen trabajo en dichas evaluaciones. Sin embargo, este es el primer y unico instrumento de evaluación que logra llevar este nivel de verificabilidad estadística y previsibilidad a esta etapa del proceso.

[3] El acceso en línea

english | español
Church Planter Candidate Assessment