1a generacion de inmigrantes

LifeWay Research ha encontrado que el alcance a la primera generación de inmigrantes está teniendo éxito pero necesita mejorar

Por Brooklyn Lowery el Lunes, 29 de marzo 2010

NASHVILLE, TN.  Un estudio de la Junta de Misiones Norteamericanas (NAMB) / LifeWay Research encontró que mientras que los ministerios de Norteamérica están alcanzando a una porción significativa de la primera generación de inmigrantes, todavía hay mucho que queda por hacer. Sin embargo, mientras que el crecimiento evangelístico entre estos grupos ha sido lento, el potencial es prometedor, con los inmigrantes de la mayoría de los países considerados algo receptivos al evangelio. NAMB contrato con LifeWay Research para llevar a cabo el estudio entre el 21 de julio y el 2 de septiembre 2009. El alcance del proyecto incluyó una fase cualitativa y encuestas cuantitativas disponibles en 20 idiomas para misioneros, pastores y laicos que trabajan con la primera generación de inmigrantes en Norteamérica. Las organizaciones nacionales y regionales, así como los profesores que enseñan en las misiones y en el evangelismo de los inmigrantes también fueron encuestadas. Las estadísticas en este artículo se concentran solamente en las respuestas de las 74 organizaciones nacionales y regionales, que representan una variedad de denominaciones evangélicas y grupos que participaron.

La primera generación de inmigrantes fueron definidos en el estudio como residentes de Norteamérica que han nacido en un país extranjero. "Para nosotros ser fieles en asistir a nuestras iglesias en las tareas de evangelización y de sembrar iglesias, necesitamos un conocimiento de que tipo de trabajo se esta haciendo para que los creyentes, iglesias, denominaciones y ministerios puedan apoyar y participar en estos esfuerzos misioneros aquí en Norteamérica" explicó Richard Harris, presidente interino de NAMB. "No podemos hacer un progreso significativo en el cumplimiento de la Gran Comisión en Norteamérica hasta que nosotros tomemos en serio el mandato de llegar a los millones de inmigrantes y cientos de grupos de personas en nuestras comunidades con el evangelio."

Las 74 organizaciones cristianas incluidas en el estudio tienen 3,757 misioneros y sembradores de iglesias que trabajan con la primera generación de inmigrantes. Mientras que algunas de las organizaciones más grandes tienen muchos misioneros, el número mediano de misioneros entre estas organizaciones es 12.

Las organizaciones participantes nos informan que el número más alto de creyentes de la primera generación de inmigrantes son de México. Los próximos números más altos de creyentes involucrados en sus iglesias o ministerios, en orden descendente, son inmigrantes de Haití (un lejano segundo), Corea del Sur, Cuba y China.

A los encuestados se les pidió que indicaran, por países, los cambios en el número de inmigrantes que participaron en las organizaciones durante el año pasado. En una escala de uno a cinco, con cinco representando un "10 por ciento o más" de aumento en la participación y uno representando un "10 por ciento o más" de reducción en la participación, la respuesta media fue de 3.4 algo más que "aproximadamente lo mismo". Sólo los inmigrantes de Myanmar, Vietnam y Cambodia tienen un promedio igual o superior de "más participantes totales que en el año pasado".

"La oportunidad aquí es grande", explicó Ken Weathersby, vicepresidente de sembrar iglesias en NAMB. "Muchos inmigrantes vienen de lugares donde predicar el evangelio es ilegal, pero ellos pueden oír el evangelio en su nuevo hogar. Y a la vez, los creyentes pueden impactar a sus familias aquí en Norteamérica y en su país de origen, fácilmente cruzando las barreras lingüísticas y culturales [que los creyentes que no son nativos]. "

Significativamente, a pesar del lento crecimiento de los inmigrantes que participan en estas organizaciones, los encuestados dijeron que los inmigrantes en general, en la mayor parte de los países, se consideran algo receptivos al evangelio. La receptividad fue definida como la velocidad y la facilidad con la que alguien que escucha el evangelio responde con fe y arrepentimiento. Una vez más utilizando la escala de cinco puntos, siendo cinco "muy receptivos" y uno "no son receptivos en lo absoluto ", la respuesta media fue 3.4.

Los inmigrantes de Ecuador, Guatemala, Liberia, Honduras, El Salvador, Myanmar, Brasil, Costa Rica, Kenya y México se muestran más receptivos con respuestas que tienen un average de 4.0 o más. Organizaciones encuestadas actualmente tienen un ministerio a los inmigrantes de 151 de un total posible de 202 países considerados en el análisis. Este número incluye a países como el Vaticano y Taiwán, que no siempre se cuentan entre los países oficiales del mundo.

Eso significa que el 25 por ciento de los posibles países de origen, incluyendo las naciones de Europa, África y del Sur del Pacífico, no tienen organizaciones ministrando a sus inmigrantes en Norteamérica. Otro 26 por ciento tienen sólo una o dos organizaciones nacionales y regionales ministrándoles a ellos.

"Las cosas están cambiando en los EE.UU. y Canadá” dice  Ed Stetzer, vicepresidente de LifeWay Research and Ministry Development. "En el 2050, no habrá raza u origen étnico mayoritario en los Estados Unidos. Ya, en Toronto, la mayoría de los residentes nacieron fuera del Canadá. Esta es una llamada urgente para despertar a la iglesia en Norteamérica. Las naciones del mundo están viviendo aquí, sin embargo, muchos no están escuchando el evangelio de una manera intencional y organizada. Nosotros podemos hacerlo mejor".

Entre los países que tienen por lo menos una organización que ministra a los inmigrantes en Norteamérica, muchos tienen "muy pocos" misioneros o sembradores de iglesias. Los países con cinco o menos misioneros incluyen Alemania, Francia, Italia y Polonia, así como del Medio Oriente, África y Eurasia, entre otros.

"Generaciones de creyentes en todo el mundo oraron para que las naciones del antiguo bloque soviético fueran libres para escuchar el evangelio", señala Stetzer. "Ahora, a medida que se mudan dentro de nuestros vecindarios, pocas de estas personas les dan la bienvenida y le hablan del Evangelio de una manera proactiva. Nosotros podemos y debemos hacerlo mejor”.

La encuesta descubrió que la primera generación de inmigrantes procedentes de 24 países tienen más de 50 misioneros o sembradores de iglesias en Norteamérica. Los grupos de inmigrantes provenientes de México, Corea del Sur, Guatemala, China, Cuba, El Salvador, Haití, Honduras y Venezuela, cada uno tenía más de 100 misioneros y / o sembradores de iglesias sirviéndoles a si mismos, con México en primer lugar con 1,715.

Veinticuatro idiomas maternos fueron evaluados en la encuesta. Inmigrantes que hablan el español como su idioma materno tenían el mayor número de organizaciones sirviéndoles a ellos (55), seguidos por China (30), Corea (25), árabe (22) y Japón (21).

"Los creyentes en Norteamérica necesitan dejar de esperar que un ‘punto de fusión’ impacte a los inmigrantes y en ves hacer esfuerzos personales para involucrar a la primera generación de los inmigrantes con el Evangelio" dijo Stetzer.

Metodología: LifeWay Research llamó y les envío por correo electrónico invitaciones a las denominaciones y ministerios en las iglesias a participar en la encuesta en línea. La encuesta se realizó entre el 21 de julio y el 2 de septiembre 2009. Otras versiones de la encuesta se administraron entre los misioneros, profesores, pastores y laicos.

 

 

english | español
Church Planter Candidate Assessment